Blogia
pueblapeje

Artículo de Virginia González Melgarejo

Artículo de Virginia González Melgarejo

La LXI Legislatura

 

VIRGINIA GONZÁLEZ MELGAREJO

 

El sábado pasado quedó instalada la LXI legislatura de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión. Con mayoría priista, esta Legislatura se inicia en  un momento en el que el país atraviesa por una crisis económica política y social muy compleja, como tal vez no se había visto durante muchos años, y de ahí su responsabilidad con el pueblo de México.

Su primer reto será la aprobación de la Ley de Ingresos y del Presupuesto de Egresos para 2010, propuesta que enviará a esa cámara  el Ejecutivo federal en los próximos días en condiciones de ingresos escasos y la intentona de Hacienda de generalizar el IVA y reducir el gasto social. Muy importante para los legisladores será, también, escuchar las voces que han dicho que el modelo económico que se ha venido siguiendo es un modelo agotado y que, en consecuencia, se debe dar entrada a nuevas formas de administración gubernamental que permitan al país salir de este tremendo caos en el que se encuentra sumido. Entre otros, el rector de la UNAM, el doctor José Narro, ha insistido en la importancia de un cambio de rumbo y ha dicho que la mejor inversión es la educación, cosa que no parece importarle al señor Calderón que del presupuesto original aprobado para este año por los diputados pretende hacer un recorte de 800  millones de pesos en educación de los cuales 200 millones se le restarían a la UNAM. No habrá de pasar mucho tiempo para ver cual es rumbo que toman los legisladores entrantes, conoceremos sus prioridades y sabremos hacia adonde apuntan sus baterías.

Son muchos los ámbitos que deberían merecer su atención, por ejemplo deberán enfrentar la indebida participación del ejército en esta mal librada guerra contra el narco que ha cobrado la vida de miles de mexicanos y violentado un numero significativo de veces los derechos humanos de ciudadanos que nada tienen que ver con esa guerra; tendrán también que enfrentar el ataque panista contra el Auditor Superior de la Federación, Arturo González de Aragón (convertido en una piedra en el zapato de la presente administración) quien ha hecho denuncias muy importantes de desviación de recursos públicos que, lamentablemente, por no contar con una legislación adecuada se quedan en eso, sólo denuncias, y a cambio podrían ratificarlo en su cargo y otorgarle mayores facultades; luego habrán de abordar otra prioridad, las famosas “reformas estructurales”, que deberían ir en el sentido contrario a lo que hasta hoy en día  se ha aplicado, y cuya ineficiencia salta a la vista tan sólo con observar el creciente desempleo en todo el país, o la violencia e impunidad y la creciente corrupción en un gobierno que lamentablemente ha perdido totalmente el rumbo. Como vemos, la trascendencia de esta Legislatura es muy grande, esperemos que estén a la altura de sus tareas.

Para los nuevos legisladores, la coyuntura requiere de un gran acuerdo nacional y legislar por el bien de todos, por el bien de los que nada tienen, de los sin voz, esa será nada más pero nada menos que la responsabilidad histórica de esta la LXI Legislatura

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres